Vover a la lista de temas
La inteligencia artificial -IA- es una tendencia a nivel mundial debido a los avances que han permitido encontrar en esta tecnología soluciones que permiten hacer frente a los retos de los negocios.

 

Según IDC, para el 2019, el 30% de las iniciativas de transformación digital en Latinoamérica incluirán IA. Así también, estima que, para el 2020, el 50% de las aplicaciones empresariales utilizarán IA y más de la mitad de los consumidores tendrán interacciones con bots de servicio al cliente.

 

La IA es una tecnología que genera grandes oportunidades a todos los sectores empresariales, convirtiéndose en un aliado al simplificar diversas tareas en todos los niveles y procesos productivos que permiten aumentar su competitividad. El impacto positivo de la adopción de IA se verá reflejado no solo dentro de la empresa sino en la economía mundial. Según Accenture, las compañías que incorporen la IA a su modelo de negocio podrán incrementar sus beneficios hasta un 38% para el 2035.

 

Por otro lado, PricewaterhouseCoopers estima que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial será un 14% mayor en 2030 como consecuencia de la IA, o lo que es igual 15.7 billones de dólares más grande. De estos 15.7 billones de dólares adicionales, 6.6 billones -el 42%- se generarán como consecuencia del incremento de la productividad y 9.1 billones de los efectos del consumo.

 

Para asegurar la adopción exitosa de la inteligencia artificial, existen tres factores clave según expertos:
  • Lograr imaginar cómo usar esta tecnología de manera que contribuyan a afrontar los retos del negocio.
  • Disponer de talento con conocimientos profundos del negocio y técnicos para hacer realidad los objetivos.
  • Integrar las soluciones de IA en ecosistemas ya existentes.

 

La inteligencia artificial modificará la forma en que trabajamos, nos comunicamos e interactuamos con el mundo. Por lo tanto, es importante que las empresas redefinan sus modelos de negocio basados en la innovación para continuar vigentes en un mundo tan cambiante.